Carmen María

No tengo una historia especial ni una amplia trayectoria en el Dharma, pero con tu apoyo, me gustaría comenzar a crearlas . Si lo deseas, puedes seguir leyendo y te compartiré cómo.
For English click here.

Sobre mí

Desde el 2012, he sido muy afortunada de haber recibido enseñanzas de Dharma por parte de varios maestros maravillosos, incluidos SS Dalai Lama, Tenzin Palmo, SS Sakya Trizin, Khadrola, Garchen Rinpoche y mi maestro principal B. Alan Wallace. He dedicado todo el tiempo que he podido a realizar retiros de larga duración. Ahora, se me ha presentado la oportunidad de entrar en retiro de duración indefinida, para poder seguir con entusiasmo mis aspiraciones de Dharma, por lo que agradecería tu apoyo para poder hacer esto posible.

Aspiraciones

En el budismo Mahayana y Vajrayana, el concepto de auténtico Marga (o Camino) tiene sus raíces en la idea de alcanzar un nivel irreversible de desarrollo espiritual. Este logro suele estar marcado por la unión de Calma Mental (Shamatha) y Discernimiento Penetrante (Vipashyana), y el cual procede a través del cultivo tanto de prácticas que indican esfuerzo del Vajrayana (como las relacionadas con Yidam y Khandro) o de prácticas sin esfuerzo del Dzogchen / Atiyoga.

Inspirada por mis maestros, durante este tiempo he estado cambiando mis prioridades en mi vida cotidiana y trabajando para reunir las causas y condiciones correctas que me permitan continuar con un entrenamiento de alto nivel, profesional y sostenido en el Center for Contemplative Research, bajo la guía de mi maestro, B. Alan Wallace, y hacer todo lo posible para entrar en ese camino (marga) en esta vida.

Me gustaría vivir lo mejor que pueda como ermitaña y así poder contribuir a la felicidad genuina de los demás.

Estaría muy agradecida de tu apoyo para ayudarme a hacer posible esta aspiración.

El Ermitaño

Del libro: On the Path to Enlightenment: Heart Advice from the Great Tibetan Masters, por Matthieu Ricard.

“La vocación del ermitaño a menudo se malinterpreta. Los ermitaños no se apartan del mundo porque se sientan rechazados, porque no encuentran nada mejor que hacer que vagar por la montaña, o porque no pueden asumir sus responsabilidades. Toman su decisión , lo que puede parecer extrema, porque se han dado cuenta de que no pueden controlar su mente y resolver el problema de la felicidad y el sufrimiento en medio de las actividades interminables, inútiles y distractoras de la vida cotidiana...

Mis Maetros

"Deja que la duración de tu práctica
Sea igual a la duración de tu vida;
Vaga de un lugar a otro
En retiros solitarios en la montaña."
-Shabkar

Donación

Si deseas ayudarme apoyando mi retiro puedes hacer una donación aquí.

*Por favor ten en cuenta que estas donaciones no son deducibles de impuestos, pero se consideran un regalo personal entre amigos y familiares, por el cual no se han recibido bienes o servicios.

© Carmen Maria Alvarez. Photos of Teachers Common License. All other photos copyright Carmen Maria Alvarez. Text and webdesign copyright Carmen Maria Alvarez and Terran Palmer-Angell. All rights reserved.

Gracias

¡Muchas gracias por apoyarme en mis aspiraciones!

Sarva Mangalam!

© Carmen Maria Alvarez. Photos of Teachers Common License. All other photos copyright Carmen Maria Alvarez. Text and webdesign copyright Carmen Maria Alvarez and Terran Palmer-Angell. All rights reserved.

Sobre mí

Nací en la ciudad de México en 1982, y tengo una licenciatura en Comercio Exterior y Aduanas. En el año 2008, decidí hacer una pausa en mi vida profesional y viajar por el mundo intentando descubrir un nuevo sentido a mi vida.

Mi primer encuentro con el budismo tibetano fue en el año 2011 en Nueva Zelanda, donde me encontraba trabajando como voluntaria en un centro budista, pero no fue hasta que visité la India en el 2012 y recibí mi primera enseñanza de SS Dalai Lama, que sentí que había encontrado lo que estaba buscando.

Desde entonces, he sido muy afortunada de haber recibido enseñanzas de Dharma por parte de maravillosos maestros como Lama Zopa Rinpoche, Khadro-la, Sakya Trizin, Garchen Rinpoche, Tenzin Palmo y mi maestro principal B. Alan Wallace, de quien he recibido guía directa en mis retiros.

Durante estos años, he dedicado todo el tiempo que he podido a estar en retiro de larga duración. Ahora, se me ha presentado la oportunidad de entrar a un retiro de duración indefinida, con el fin de perseguir mis aspiraciones de Dharma de todo corazón.

Sé que es este el camino el cual quiero seguir. Me siento comprometida y dedicada a ello.

© Carmen Maria Alvarez. Photos of Teachers Common License. All other photos copyright Carmen Maria Alvarez. Text and webdesign copyright Carmen Maria Alvarez and Terran Palmer-Angell. All rights reserved.

Ermitaño continuación...

"...No están huyendo del mundo. Se distancian de él para ponerlo en perspectiva y poder comprender mejor cómo funciona. No huyen de sus semejantes, sino que necesitan tiempo para cultivar un amor y una compasión auténticos que no se vean afectados por preocupaciones ordinarias como el placer y el disgusto, la ganancia y la pérdida, la alabanza y la culpa. Como un músico que practica escalas o un atleta que entrena el cuerpo, necesitan tiempo, concentración y práctica constante para dominar el caos de su mente y penetrar el significado de la vida. Entonces pueden poner en práctica su sabiduría para ayudar a los demás. Su lema podría ser: "Transfórmate para transformar mejor el mundo."

Las situaciones caóticas de la vida cotidiana dificultan el progreso en la práctica y el desarrollo de la fuerza interior. Es mejor concentrarse únicamente en entrenar la mente durante el tiempo que sea necesario. El animal herido se esconde en el bosque para curar sus heridas hasta que esté en condiciones de deambular de nuevo como le plazca. Nuestras heridas son las del egoísmo, la malicia, el apego y otros venenos mentales...

El ermitaño no "se pudre en su celda", como algunos han imaginado. Los que han vivido lo que es, te dirán que en la ermita se madura. Para alguien que permanece en la frescura de la atención plena del momento presente, el tiempo no tiene la pesadez de los días pasados en distracción, sino la ligereza de una vida plenamente saboreada. Si los ermitaños pierden interés en determinadas preocupaciones ordinarias, no es porque su existencia se haya vuelto insípida, sino porque eligen, entre todas las posibles actividades humanas, aquellas que verdaderamente contribuirán a la felicidad propia y de los demás."